El papel de las aseguradoras de salud en la crisis sanitaria actual

 

Según los datos, las aseguradoras de salud han tenido y siguen teniendo un papel muy importante en la pandemia de la Covid-19 que padecemos a nivel mundial.
Durante los meses más duros de la crisis sanitaria, han estado dando servicio a toda la sociedad, sin embargo, a pesar de todos los esfuerzos realizados, el sector reconoce que el crecimiento de clientes en 2020, aunque hubo una crecida en comparación con años anteriores, fue menor del esperado.
Según las cifras facilitadas por la compañía Asisa, el incremento de clientes durante el pasado año 2020 fue de apenas un 3%, una cifra “modesta”, en palabras de Pedro Razquin, adjunto a la Presidencia de Asisa.
A pesar de este leve incremento, el CEO de Savia (Mapfre), Pedro Díaz, ha querido señalar que la tendencia en la contratación de los seguros de salud se ha acelerado con la Covid. Una vez pase la pandemia global, el nuevo cliente de seguros valorará tener un seguro de salud para cuidarse.

 

La importancia de la digitalización

La pandemia global que sufrimos, ha acelerado la digitalización en todos los sectores, incluidos los de seguros de salud, en el cual la telemedicina se ha convertido en una herramienta muy demandada por los asegurados. Y no solo durante los meses más duros de la pandemia, actualmente esta tendencia continúa incrementándose y según los datos, es una tendencia que ha venido para quedarse y cada vez se utilizará más.
La digitalización en la mayoría de sectores al igual que el teletrabajo, era una tendencia que iba tímidamente creciendo, con la crisis simplemente esta tendencia ha acelerado ese proceso a marchas forzadas y ahora toca, que una vez pasemos el desastre sanitario global, los países continúen con esta tendencia hacia una digitalización más fuerte en los sectores. Unos números que ponen de manifiesto que la telemedicina ha llegado para quedarse.

¿Qué son los seguros privados de salud?

Los seguros privados de salud son un contrato firmado con una Aseguradora, el cual proporciona una prestación de servicios sanitarios en caso de accidente o enfermedad.
Los tipos de coberturas van dirigidas directamente hacia la salud de las personas y cubren diferentes especialidades médicas hacia el paciente.

¿A quién van dirigidos este tipo de seguros?

Los seguros de salud o sanitarios, van dirigidos a todas aquellas personas que aún teniendo cubierto el problema de la asistencia sanitaria por medio de la Seguridad Social, como tiene todo el mundo, deseen garantizar de una manera rápida y eficiente los posibles problemas de salud que puedan padecer en un futuro y que quieran una atención más personalizada con el especialista directamente.
Todo ello sin tener que pasar por el médico de cabecera o en caso de hospitalización, saber que se va a tener una habitación individual y no compartida como suele ser el caso.
Este tipo de seguro está pensado para cualquier tipo de nivel socio-económico, la salud es algo que nos preocupa a todos independientemente del estatus social.  Está pensado para personas que buscan una atención médica más personalizada, sin listas de espera y que le sirve como complemento para su Sanidad Pública, en ocasiones, hasta llega a ser sustituta de la misma.
En el caso de los autónomos, les aporta además de asistencia sanitaria un interesante beneficio fiscal. En el caso de las empresas, es un complemento extra salarial que tiene un buen tratamiento fiscal y ayuda a fidelizar la plantilla.

¿Qué tipos de seguros médicos hay?

Seguro de Asistencia Sanitaria: 
Es un seguro el cual, a través de servicios concertados por las Compañías, se adapta a las necesidades de cada persona y le garantiza al asegurado las coberturas de consulta, hospitalización y servicios de diagnóstico
Dentro de las categorías de producto descritas anteriormente, se pueden establecer nuevas clasificaciones como son:
Según el nivel de coberturas
Seguro modular:
Los cuales permiten según las necesidades del asegurado, la contratación de coberturas por módulos. Asistencia médica sólo hospitalaria, asistencia especializada (medicina primaria excluida) o sólo asistencia Primaria (Médico de familia y ATS) …
Seguro integral:
Este seguro de salud en su modalidad integral, suele cubrir la asistencia médica tanto para urgencias como para la atención primaria, de especialistas, medios diagnósticos, tratamientos terapéuticos, hospitalización, así como otras prestaciones o servicios.
Seguro con copago:
El asegurado paga una cantidad pactada en contrato según el acto médico al que sea sometido, dicha cantidad varía en función al tipo de póliza que va a contratar y a las coberturas de la misma, si incluye hospitalización, tiempo de tratamientos, intervenciones quirúrgicas, etc.
Seguro sin copago:
La aseguradora es la que se hace cargo de todo el gasto sanitario íntegro, no obstante, también hay que recalcar que, al no tener un copago previo por el asegurado, el importe a abonar por la contratación de dicho seguro es mayor respecto a uno con copago.
Seguro de reembolso de gastos:
Este tipo de seguro de asistencia sanitaria por el cual, la Aseguradora garantiza la devolución de un porcentaje de los gastos abonados por el tomador del seguro a consecuencia de padecer una enfermedad o accidente y que sean necesarios para su restablecimiento por los conceptos, porcentajes y límites de indemnización que se pacten.
Por tipo de contratación
Póliza individual:
Este tipo de pólizas se contratan por los asegurados a nivel individual como personas físicas, para ellos y su unidad familiar, es el típico seguro y más demandado.
Póliza Colectiva:
Este tipo de pólizas son las que normalmente emplean las empresas o los autónomos siendo a su vez un tipo de producto deducible como gasto de empresa posteriormente.

Conceptos básicos sobre seguros de salud privados

 

Acto médico:  asistencia prestada por un mismo facultativo o equipo sanitario en una consulta o centro hospitalario.
Asistencia médica extra-hospitalaria:  asistencia prestada en el consultorio médico, en el domicilio del paciente y/o en el hospital o clínica sin pernoctación.
Carencia: es el periodo de tiempo (contado a partir de la fecha del seguro o de la inclusión de un nuevo asegurado) durante el cual no entra en vigor alguna de las garantías que tiene la póliza contratada.
Copago: es un abono por parte del asegurado con un importe previo fijado en el contrato por cada acto médico- sanitario.
Edad actuarial: es la edad del asegurado a su cumpleaños más próximo (aunque no se haya alcanzado), tomando como referencia la fecha de efecto o de renovación de la Póliza.
Franquicia: Cantidad expresamente pactada, que el asegurado deberá abonar por determinadas técnicas médico-sanitarias
Enfermedad Preexistente: aquella que existe claramente antes del momento de la contratación o alta en el seguro, y cuyo diagnóstico o síntomas son conocidos por el asegurado.
Carencias
Es muy importante y se debe de tener en cuenta, que algunos productos de salud incluyen las llamadas carencias, con éstas, las aseguradoras se refieren al tiempo que debe transcurrir desde que nos damos de alta con nuestro seguro de salud,  hasta que podemos utilizar  un determinado servicio de asistencia sanitaria.
De esta manera, si recurrimos a dicho servicio y no ha pasado el período de carencia, deberemos asumir los gastos de la intervención que se nos vaya a hacer.
Los períodos de carencia no existen en todos los seguros ni en todas las coberturas, únicamente afecta en algunas coberturas o pruebas concretas (scanner, TAK…). Un claro ejemplo es, que no es posible contratar hoy un seguro de salud y solicitar al día siguiente un trasplante de riñón, pero nunca se aplicará en caso de necesidad vital.
Las carencias que exigen las compañías aseguradoras, son para evitar que algunos clientes se den de alta en un seguro médico para cubrir una necesidad concreta y después al poco tiempo o casi de forma inmediata, soliciten la baja del seguro cuándo ya esté satisfecha dicha necesidad.
Preexistencias
Tal y como indica su nombre, las preexistencias en los seguros de salud se refieren a las enfermedades y patologías existentes antes del momento de la contratación del mismo.  Por lo que éstas serán rechazadas por la compañía aseguradora, reservándose ésta última, el derecho de anular el contrato si se detecta mala fe por parte del cliente. Razón por la cual, siempre deberemos comunicárselas a la compañía antes de cerrar el contrato.

Ventajas de los seguros de salud privados frente a la Seguridad Social

Aunque es cierto que la Sanidad Pública española es de las mejores del mundo, lo cierto es que como con todo, existen diferencias una vez que el usuario contrata un seguro médico privado, una de las diferencias más grandes o notables es que con el seguro médico privado, el asegurado no tiene que acudir con anterioridad a su médico de cabecera para poder acceder a un especialista, cosa que en la Sanidad Pública es totalmente obligatorio.
Libre elección de facultativos, clínica y hospital, vinculación de la sanidad privada a tratamientos alternativos, como por ejemplo la terapia con láser verde para la combatir la próstata y otro tipo de tratamientos.
El seguro privado de salud es una apuesta por la medicina preventiva: prevención cardióloga, ginecológica, urológica, del aparato digestivo…
Cobertura dental, en este caso concreto, a diferencia que, en la Sanidad Pública, se cubren los vacíos que existen en este tipo de especialidades, incluyendo consultas, urgencias, limpiezas bucales, pruebas diagnósticas…
Uno de los mayores beneficios que tiene el seguro de salud privado, es la asistencia sanitaria en el extranjero, es decir, la mayoría de los seguros privados de salud por no decir todos, incluyen asistencia sanitaria internacional, dando cobertura en sus propios centros o llegando a acuerdos con otras aseguradoras a nivel mundial.
Por lo que a la hora de viajar fuera de España, con nuestro seguro de salud privado, sabemos que vayamos donde vayamos, estaremos tranquilos si nos ponemos enfermos o tenemos algún tipo de accidente y sea necesario cualquier tipo de intervención, hospitalización o consulta fuera de nuestro país.

Related Blog

Leave a CommentYour email address will not be published.