¿Es obligatorio para una hipoteca tener un seguro de vida?

 

Si estás a punto de adquirir una vivienda y desconoces si es obligatorio tener o adquirir un seguro de vida para la hipoteca, no te preocupes. En Identy Seguros estamos para resolver esta duda y las que sean necesarias, es una pregunta que se hace la mayoría de las personas que se encuentran en tu misma situación.

 

Si has empezado a negociar tu hipoteca con el banco o tienes pensado hacerlo y te preguntas si tienes la obligación o no de contratar un seguro de vida. Lo cierto es que, tras la última reforma legislativa que se llevó a cabo, no hay ninguna ley en nuestro país que a día de hoy te obligue a hacerlo,” pero “y siempre hay un pero en estos casos, eso no quiere decir que no sea más que recomendable contratar una póliza.

Aparte, independientemente de lo que establezca la normativa legal actual, normalmente las entidades acostumbran a poner a sus clientes la condición de contratar un seguro de estas características para concederles el dinero que precisan de cara a la compra de su piso.

Incluso es muy posible que lleguen a ofrecer unas condiciones que resulten mucho más ventajosas si los clientes acceden a la contratación del mismo.

Es muy posible que, llegados a este punto, puedas estar hecho un lío entre unas cosas y otras, es normal, ¿quién no lo estaría viendo lo que dice la ley y lo que te exige tu gestor?

Si la entidad no cede en su pretensión de hacerte contratar un seguro de vida para concederte la hipoteca que deseas, cuentas con un margen de maniobra a tu favor.

 

¿Entonces, es obligatorio tener el seguro de vida con la entidad financiera?

 

  

No es obligatorio tener el seguro de vida con el banco, La póliza que elijas no tiene que ser la que tu gestor bancario te ponga sobre la mesa, ni mucho menos.

No obstante, lee bien las condiciones que se recogen en el texto del contrato de tu hipoteca, puede que el banco deje de ofrecerte las mismas condiciones ventajosas de las que te había hablado tu gestor si optas por otra póliza distinta a la suya, hay que tener todos los factores en cuenta.

No queda otra forma que hacer cuentas, conocer bien las ventajas que conlleva cada póliza, leer detenidamente la letra pequeña, es de los puntos más importantes y aclarar cualquier duda que te asalte en ese mismo momento. En ningún caso tienes por qué quedarte con la primera póliza que te ofrezcan para firmar o incluso si es la que tu banco de confianza ha puesto ante tus ojos.

Consulta otros seguros de vida para valorar que te ofrecen, la diferencia puede ser bastante grande al cabo del año, incluso de varios cientos de euros, por lo que de esta forma podrás calcular si la letra que te queda es o no más ventajosa contratando tu seguro aparte.

 

Calcula cuánto puedes llegar a ahorrarte, aparte de las coberturas que te ofrece cada seguro y otros indicadores de interés. Eso sí, nuestro consejo es que las prisas no son nunca buenas consejeras, lo mejor es dar pasos lentos pero seguros antes de pasar a ser el propietario de tu primera.

 

¿En qué consiste el seguro de vida que va ligado a la hipoteca?

 

  

El seguro de vida de la hipoteca o, ligado a la hipoteca, para que nos entendamos mejor, lo que hace es que salda el importe pendiente de pago cuando el titular de la misma no puede afrontarlo por causas de fallecimiento o en caso de un accidente que le cause una incapacidad total.

En el caso de darse cualquiera de estos dos supuestos, la compañía aseguradora sería la encargada de abonar a la entidad bancaria donde se ha contratado la hipoteca, la cuantía que faltase, desde el momento de la muerte o accidente y hasta completar la cantidad pendiente.

 

Vamos a suponer que en su día no llegaste a contratar ningún seguro de vida a la hora de solicitar la hipoteca y que tu banco te la concedió igualmente, en este caso, la deuda no podría extinguirse como en el caso anterior si ocurriese alguna desgracia como las que hemos mencionado. Pero entonces, ¿quién se haría cargo de esta?, por desgracia en este caso serían tus herederos quienes tendrían que abonarla. (Es posible que no lo supieras, pero los herederos reciben en herencia los bienes y a su vez, por consiguiente, también las deudas).

 

Con toda esta información se puede deducir que contratar un seguro de vida en el momento de firmar tu hipoteca será muy beneficioso, tanto para la entidad bancaria con la que se firma la hipoteca, como para ti y los tuyos. En el caso de tener hijos o planear tenerlos en un futuro, hay que tener en cuenta las ventajas que supone este tipo de póliza si llegaras a faltar o si no pudieras seguir desarrollando tu trabajo cotidiano.

En esos casos al haber contratado la póliza, no tendrían que seguir pagando ellos la hipoteca por ti, cosa que sería una gran tranquilidad para tu familia.

 

¿Puede uno darse de baja en el seguro de vida que va ligado a una hipoteca, una vez ha sido concedida?

 

 

 Bien, llegados a este punto hay que ver varias cosas, si para que te concedieran la hipoteca que solicitaste a tu entidad bancaria, contrataste un seguro de vida con ellos y ahora quieres darte de baja del seguro, efectivamente si que puedes hacerlo.

Sin embargo, esta opción solo será posible siempre y cuando se cumpla alguno de los dos escenarios previstos.

  • Que lo hagas en un plazo no superior a los 30 díasposteriores a su activación, es decir, en el mismo momento que el seguro empezó a funcionar y a cubrirte, solo podrás darlo de baja antes de los 30 días de rigor, luego ya será demasiado tarde.

Si es tu caso, comprueba lo antes posible si ha pasado la fecha límite, en el caso de no haber pasado dicho plazo, podrás realizar las gestiones precisas para su cancelación.

  • O bien la segunda opción, la cual es que lo hagas antes de que toque la renovación anual del seguro, si aún estás dentro del plazo contemplado, este periodo de tiempo suele oscilar entre uno y dos meses antes de que la póliza se renueve por otro año.

 

Ahora bien: antes de formalizar la cancelación del seguro, analiza y piensa bien la decisión y sus posteriores consecuencias. Sobre todo, valora también los posibles cambios que pueden sufrir las condiciones de tu hipoteca, ya que seguramente una de las posibilidades a contemplar, es que pases a pagar un tipo de interés mayor.

Ten en cuenta que debes de comunicar esta decisión previamente a tu banco y posteriormente, a la compañía aseguradora.

Por último y no menos importante, no te olvides comprobar si el seguro de vida que contrataste en su día, incluye una prima única. En tal caso, ya habrías realizado todo el pago y cancelarlo sería un error fatal del que acabarías arrepintiendo.

Related Blog

Leave a CommentYour email address will not be published.